Entrevista por Pablo Arturi, editada en Revista Tu Mismo Junio 2015

Lo que nos diría Platón.

"El desorden corporal es consecuencia de un desorden de información", afirma Garnier Malet

Desde la ciencia trajo un nuevo modelo de transformación personal. Lleva este hallazgo, la teoría del desdoblamiento del tiempo, al alcance de todos quienes quieran conocerla. Dialogamos con Jean Pierre Garnier Malet, entre otros temas, sobre el llamado "doble" y las riesgosas potencialidades humanas

Quién es:

Doctor en física dedicado a la mecánica de fluidos, Jean Pierre Garnier Malet suscitó el interés de la comunidad científica y de los medios de comunicación en 1988, al presentar su teoría del "desdoblamiento del tiempo". Revistas internacionales científicas han publicado sus trabajos. Vive en París. Viaja por el mundo impartiendo conferencias convencido de que su hallazgo no puede quedar relegado al ámbito de la ciencia solamente y "debe divulgarse a las gentes" porque "permite explicar el mecanismo de la vida y de nuestros pensamientos y usar lo mejor posible las intuiciones, los instintos y las premoniciones que este desdoblamiento pone a nuestra disposición en todo momento". 
Más información: www.desdoblamiento.es


-En el marco de su teoría sobre el desdoblamiento del tiempo, usted ha indicado la existencia del llamado "doble", que en realidad somos nosotros mismos. ¿De qué modo conectamos con el doble?


Sí, lo somos, viviendo en un tiempo pasado que acontece ralentizado en relación con el presente. Podemos conectar con él a través del sueño paradójico (un nivel de sueño muy profundo) controlado y los pensamientos benevolentes, una condición necesaria aunque insuficiente. De ahí la gran dificultad de lograrlo.

-¿Las llamadas "señales" pueden ser mensajes del doble?

-Los mensajes de nuestro doble son posibles, pero el mecanismo de información que tenemos con él también puede ser utilizado por criaturas que están en otras realidades y tienen la misma fuerza de nuestro doble. Sé que es difícil de entender, pero para vivir estamos obligados a recibir informaciones de otra realidad, de lo contrario de nada serviría nuestro instinto de supervivencia. Veamos. En el caso de una agresión necesitas inmediatamente tener una solución y tú no tienes tiempo, es otro tiempo el que fabrica esa solución; tú solamente tienes la elección de la solución porque de hecho otra realidad fabrica potenciales. Elegimos a cada instante el potencial, intercambiamos información, eso es eficazmente utilizado por el instinto de supervivencia. 

-¿Por qué en su libro dice que un ser humano es más importante por sus potencialidades que por su vida en un lugar concreto, donde está confrontado con toda clase de dificultades?

-Cuando vivimos en la tierra fabricamos potenciales que podemos utilizar, somos creadores de todo ese futuro, lo cual también significa que hay un peligro. ¿Por qué?, pues como somos incapaces de no producir un potencial peligroso, algo que sucede continuamente, debemos saber suprimirlos a esos potenciales peligrosos, para que nadie pueda vivirlos. Eso es lo más importante. 

-¿Cómo hacemos para suprimir esos potenciales peligrosos?

-Primeramente hay que saber que tenemos pensamientos que no son buenos y usted me preguntará cuál es el criterio de un pensamiento bueno y otro no bueno. El criterio ese no es lo importante, sino el hecho de que no podemos pensar sin generar problemas. Uno diría que la solución sería simplemente no pensar porque si no pensamos, no fabricamos potenciales malos… Aunque, claro, así tampoco generaríamos potenciales buenos. Pero como además estamos obligados a pensar para vivir, y todos nuestros pensamientos elaboran potenciales… Como verá, se trata de una cuestión de difícil solución.

-¿Quien elige el potencial?, ¿el doble o nosotros? 

-Debería elegirlo el doble, pero eso nos da la sensación de no ser libres. Como estamos parasitados por informaciones que no están hechas para nosotros, tenemos una gran sensación de libertad. El potencial comienza por darnos la idea antes del acto, de modo que tenemos deseo de hacer algo y lo hacemos. Es la sensación de libertad. Por eso Jesús dijo "hágase tu voluntad". Si supiéramos que somos nosotros mismos, tal vez no nos resistiríamos tanto. 

-Usted es científico y hoy sabemos por la ciencia que nos encontramos en un mar de información.

-Así es, muchas técnicas intentan utilizar energía, que es información, pero se confunden al no saber cómo funciona. Lo hacen ignorando que estamos desdoblados y cómo lo estamos, lo cual conlleva consecuencias graves porque hay otras realidades que usan este desdoblamiento y nuestro doble es sustituido por otras cosas.

-¿Nuestro pasado como Humanidad, que cargamos sobre la espalda, nos fuerza a tomar decisiones que no son las mejores?

-Nuestro pasado, según esta teoría, "es la memoria del futuro". Todo aquello que has creado con tu pensamiento es memorizado y resulta accesible para cualquiera, por lo tanto, si fabricas un potencial peligroso, alguien puede vivir peligrosamente y eso sería tu responsabilidad. O sea que cuando tienes pensamientos peligrosos hay que suprimirlos antes de que su consecuencia pueda actuar. El inconsciente colectivo es la energía de esos pensamientos que se han acumulado. En un ciclo de 25 mil años (un año "platónico", producido por la precesión de los equinoccios) hemos acumulado pensamientos de hombres que no han sido transformados por el pensamiento de otros hombres y que los podemos utilizar ahora. Imaginaros lo que hemos producido en este tiempo y ya tenemos sus consecuencias. 

Si queremos salir de ese ciclo y rehacer la unión con nuestro doble, no debemos tener ninguna responsabilidad en el futuro, hemos venido a la tierra para arreglar nuestro potencial, nuestro futuro. Además, el futuro siempre nos da cosas ilógicas. En el momento que buscamos la lógica, el futuro está muerto. El futuro es ilógico.

-Precisamente, afirma que el contacto con el doble evita la predestinación.

-Eso es posible hoy día porque estamos terminando un ciclo, pero un siglo atrás era improbable, muy pocas personas tenían acceso a esa realidad. Y no eran las mismas todo el tiempo, necesitaban reunirse para saber quién sería aquella que iba a recibir la información y había que protegerla, por tal motivo la utilidad de las meditaciones para dar una información. Pero ahora ocurre a la inversa, hay demasiadas informaciones y debe evitarse esta circunstancia. Recibís información al instante, pero ¿de qué tipo?, ¿están hechas para vosotros? Abrid pues el paraguas. 

-¿Qué es la enfermedad?

-No hay enfermedad, sólo enfermos. La medicina nos ha encerrado en dogmas. Si cambiamos nuestro pensamiento no actualizamos el mismo futuro. El desorden corporal es la consecuencia de un desorden informacional, si cambias de información, cambias tu cuerpo. Si no estás bien empieza por cambiar tu pensamiento. El malestar es una advertencia. Os cuento un caso: una mujer va a ser operada por un cáncer de colon, un tumor del tamaño de un balón de rugby, el pronóstico es grave, tiene muchos dolores… La veo cuatro días antes de la cirugía y ella cambia su pensamiento totalmente. La familia es testigo, se asombra. Le hacen un escáner de control y no queda nada de ese tumor. Igualmente la operan, ella dice "estoy contenta de que me hayan operado porque no hay nada". Un informe médico posteriormente asegura que había un error en la radiografía, o sea, que su dolor era psicosomático y el vientre enorme también. Uno cree lo que quiere, es libre de hacerlo, y si así lo hace, se sorprende de que realmente nuestro pensamiento al actualizarse sea tan creador.

-¿El desdoblamiento del tiempo implica nuestro desdoblamiento?

-Vivimos en dos tiempos a la vez, caso contrario -como ya aclaramos- no podemos sobrevivir, de hecho para vivir bien hay que estar en tres tiempos diferentes, y eso no es posible habitualmente, sólo de manera cíclica, cada dos mil años (aproximadamente, la duración de una era, como la de Aries, la de Piscis, etcétera). 

-¿Se puede decir que nuestro doble es el ángel de la guarda?

-Sería una falta de comprensión de la ley de desdoblamiento. Como hasta ahora, por razones cíclicas, el doble estaba en el futuro, necesitábamos a alguien en el pasado y se lo llamaba ángel guardián, la información exacta. Actualmente, con el doble situado en el pasado, la información justa la tenemos por él, pero para fabricar nuestro potencial no contamos con nadie. Al ignorar historias de tiempo, las apelaciones antiguas no se sabe muy bien qué son; ángel guardián hoy día no tiene ningún significado porque cada uno es su propio ángel guardián, nadie más. 

-En otro tiempo y otra velocidad…

-Sí, una vida entera para el doble es un sueño, nuestra vida es un sueño.

-¿Cuál es la manera de sanar o limpiar lo que hemos creado en estos miles de años?

-Reposándonos en este ángel guardián que somos nosotros, que nos puede dar todas las informaciones necesarias, pero como una información es una energía, sólo nos la da si sabe que la utilizaremos correctamente, si estamos en la benevolencia. En el instante en que la malevolencia está presente no hay doble, y es ahí que otra realidad toma su lugar, los antiguos llamaban a esto "la posesión". Rechaza toda información que te llegue cuando estás en la malevolencia. Cuando al hacer algo intentas estar en la benevolencia captas todos los pensamientos que han creado ese potencial, y esto te guía. Incluso puede darte la sensación de ya haber vivido la experiencia porque te da una memoria como si fueras tú. 

-Algunas personas tienen la sensación de venir del futuro, de otros mundos…

-Es muy normal, vienen con la protección de su doble. De niños, cada noche, sin excepción, él les modifica el futuro, un proceso de adaptación a nuestro mundo que dura hasta los siete años. 

-Como experiencia, podemos sentir que la realidad cotidiana discurre lentamente mientras nos llegan imágenes muy rápidas.

-Sí, puedes tener una síntesis de cosas extraordinarias en un minuto y hará falta una vida entera para explicarlas. Es lo que ha ocurrido con la teoría del desdoblamiento, una inmensa intuición que no guarda proporción con el trabajo, que luego, para exponerla llevó muchos años. Yo pensé que serían tres o cuatro años, y ya son veinticinco. 

-Es decir que hay información que nos llega en forma de síntesis.

-Sí, y luego puedes tener el análisis, que llega a través de todos los medios, desde todos los tiempos imperceptibles. Antes de la teoría del desdoblamiento, estaba buscando la ecuación que permitiera explicar científicamente el cambio de tiempo, una ecuación muy importante y muy complicada de obtener con las matemáticas conocidas. Consultaba a matemáticos y no podía encontrarla. Una noche mi mujer tuvo un sueño y a la mañana siguiente me dio la ecuación del desdoblamiento, ¡sólo me quedaba explicarlo! Un matemático dijo: "¡Es genial!, ¿cómo has descubierto esto?", y respondí: "Fue mi mujer" (risas). Las informaciones llegan así, ¿de qué manera?, por las aperturas temporales. 

-Me recuerda a Platón y sus planos de ideas.

-Platón conocía la teoría del desdoblamiento, expresó ideas científicas que fueron tomadas como filosóficas, una de ellas avalada por la teoría del desdoblamiento: la conocida fracción de 243 sobre 256. Los filósofos intentaron interpretarla, pero sin suerte. En un congreso científico expliqué el desdoblamiento del tiempo con esa fracción y todos quedaron impresionados, pero uno de los árbitros, expertos que deciden si aceptan o no los trabajos para su publicación en revistas científicas, me dijo que estaba de acuerdo con el contenido de mi trabajo, pero que quitara "la poesía… lo de Platón".

-Es que evidentemente existe una relación de su teoría con el mito de la caverna.

-Sí. Platón es de la época de Aries, antes de Cristo, cuando, conviene recordar, teníamos al doble en el futuro. En el mito los hombres encadenados decían "no mires la luz, pero mira la sombra que proyectas al fondo de la caverna, ahí está tu doble; la luz es peligrosa". Pero después de Cristo tienes al doble en el pasado, en la luz; si Platón hubiera vivido para entonces hubiera dicho "no mires la sombra que proyectas, mira la luz que ilumina la caverna". No podemos entender la historia de este genio si no conocemos la historia del desdoblamiento del tiempo con un movimiento cíclico, galáctico y planetario, que obliga a esta inversión. 

-También asegura que nunca vivimos el presente.

-No fabricamos nada en el tiempo presente, somos sólo actualizadores de un potencial que nuestro pensamiento primero ha producido. Un poeta francés, Paul Éluard, escribió "el pasado es la memoria del futuro". Bonito y muy científico. Fabricas el futuro y antes de vivirlo lo memorizas, te gusta, vives el presente, si no lo echas, y el presente ya no existe porque cuando actualizas la memoria es para hacer algo, es decir que el presente es tan solo la proyección en el futuro que modifica tu memoria. Como eso ocurre en un tiempo imperceptible, ¿qué es el tiempo presente? Einstein utilizó las matemáticas de Henri Poincaré, científico francés que lo precedió y que pensó en la diferenciación del tiempo. Einstein retomó el tema con la teoría de la relatividad. Es decir, el precursor fue Poincaré. Cuando escribía una operación, ya tenía el resultado, no necesitaba hacer cálculos, aunque él mismo no sabía cómo lo hacía. Entonces se dijo así mismo "hay dos Poincarés: uno que escribe y otro que ya tiene el resultado, en dos tiempos diferentes. Mientras yo escribo la operación en mi tiempo, estoy en otro donde la operación es instantánea".

-¿La realidad del doble es distinta a la nuestra?

-Sí, por eso el tema de días y noches en la Biblia, la noche esconde al día. Cuando tomas un libro, lees una página, la memorizas, la giras, lees la página siguiente, cambia a la anterior, la giras y escondes a la anterior. Los antiguos decían que la noche esconde el día, pero el día vuelve para dar la explicación. Una cuestión que se explica matemáticamente en geometría. Es fantástico.

Entrevista por Francesc Prims, editada en el núm. 92 de la Revista Athanor (marzo – abril 2012) – www.athanor.es

 

Entrevista a Jean-Pierre Garnier Malet

FIN DE CICLO

El final del ciclo de desdoblamiento de los tiempos y cómo vivirlo

En la primera entrevista que realizamos a Jean-Pierre Garnier (Athanor núm. 90, noviembre-diciembre 2011), este físico francés nos introdujo en su teoría del desdoblamiento de los tiempos y en la figura del doble. En este caso profundizamos con él en los peligros que entrañan los actuales momentos y, por contraste, en la magnífica oportunidad que suponen para quienes estén dispuestos a aprovecharla.

—Vd. ha dinamitado la idea que comúnmente tenemos acerca del pasado, el presente y el futuro. ¿Cómo debemos entenderlos?

—Presente, pasado y futuro son tres tiempos simultáneos, que se desarrollan a tres velocidades diferentes. El pasado no es el pasado vivido hace mucho tiempo, ni el futuro lo que va a ocurrir dentro de mil años. El futuro se construye a cada instante, se memoriza a cada instante y se vuelve un pasado. Esta diferencia de tiempos siempre permite tener el futuro antes que el pasado. Y vivir el presente en función de nuestra memoria es lo que define los instintos, las premoniciones y las intuiciones.

—¿Qué es un final de ciclo de desdoblamiento de estos tiempos?

—Como su nombre indica, todos los tiempos que estaban divididos se vuelven uno solo. El primero que se integra con el tiempo presente es el futuro. Porque todo aquello que hemos imaginado ha formado potenciales, buenos o malos, dependiendo de nuestra imaginación, y por ello estamos obligados a vivir las consecuencias de nuestra imaginación, que se vuelven una realidad. Es decir, que actualizamos todo ese futuro. Evidentemente, como que siempre nos imaginamos cosas sensacionales, pacíficas, no violentas, nuestro porvenir será pacífico y no violento. Sin embargo, si las personas se divirtieran construyendo potenciales peligrosos, agresivos y violentos, tendríamos un futuro agresivo, peligroso y violento.

—Captada la ironía. ¿Se ve algo especial en el Universo en relación con la confluencia de los tiempos, o no es algo visible?

—Ocurre algo cuya publicación me valió un premio, y es la llegada masiva de planetoides al Sistema Solar. La teoría del desdoblamiento permite explicarlo. En astronomía no se entiende el por qué del ciclo de la precesión de los equinoccios, que es de 25.000 años. No se ve el rol de este ciclo, puesto que todo el mundo ignora el desdoblamiento del tiempo; nadie sabe que los tiempos se separan y se vuelven a juntar.

“Ocurre que durante la mitad del ciclo, 12.500 años, la nube de Oort, que está más allá del Sistema Solar, absorbe asteroides del Sistema Solar, mientras que durante los siguientes 12.500 años del ciclo la nube de Oort los reenvía. Y los astrónomos, que solo ven este segundo período, que nunca pensaron que se trata de una respiración, dicen que la nube de Oort es un cañón que dispara cometas.

“Los antiguos decían que esa gran nube era una ballena, y que el pequeño Sistema Solar era un pescadito, y que durante 3 días y 3 noches de 2.000 años la ballena se tragaba al pescadito, y que durante 3 días y 3 noches más, o sea 12.500 años, la ballena escupía en la orilla al pescadito. Le preguntaron a Jesús: “Tú que nos hablas del final de los tiempos, ¿nos puedes decir cuándo va a ocurrir?” Él respondió: “De este final tendréis un solo signo”; es el signo de Jonás. O sea que mirad al cielo. La ballena escupe sobre la orilla al pececito, y el pececito que se encuentra escupido en la orilla va a intentar agarrarse a la nube de Oort, reenviando masa, lo cual motiva las explosiones solares. Y estamos en la época de las explosiones del Sol.

—Hay científicos que dicen que el Sistema Solar orbita alrededor de otro sol; ¿qué opina al respecto?

—Todos los soles son binarios. Me ha costado transmitir esta idea, puesto que cuando comencé a hablar de ello, en los años 90, no había más que un 12% de estrellas dobles en la galaxia; pero ahora solo hay un 5% que no se sabe si son dobles. También dije que todas las estrellas tienen planetas, y me trataron como un loco por decir esto. Hasta 2002-2003, solo nuestro Sol tenía planetas… Ocurría simplemente que no teníamos medios para ver los otros planetas. Hacia 2003 se empezó a hablar de los exoplanetas, y pronto se van a ir a buscar las estrellas que no los tienen.

—¿Qué quiere Vd. indicar, más precisamente, cuando habla de que al final del ciclo de desdoblamiento se actualizarán los potenciales que hemos estado fabricando?

—Lo vamos a ver muy pronto, puesto que los grifos se van a abrir y la información que retenían se va a actualizar. Son informaciones muy difíciles de gestionar, porque han sido fabricadas durante 25.000 años. Es decir, son las consecuencias de lo que la humanidad ha estado pensando durante estos 25.000 años. De todos modos, no va a haber necesariamente caos: somos nosotros quienes fabricamos el caos. Si pensamos que habrá caos, lo habrá; entonces podremos decir: “¿ves?, yo ya te lo había dicho”, cuando habremos sido nosotros quienes lo habremos fabricado. Pero si pensamos que no habrá caos, no lo habrá. Entonces, hay que dejar de decir que va a haber catástrofes. Tampoco hay que fabricar miedos. Tenemos que estar tranquilos. Tenemos que controlar nuestros pensamientos, nunca imaginar lo peor sino solo lo mejor, en cualquier situación. Entonces el caos se aleja. Hay que vivir sin miedo, con el fin de desencadenar la esperanza y la imaginación benéfica.

—No entiendo muy bien el hecho de que, por una parte, vayan a actualizarse los potenciales, mientras que por otra parte es como que no tiene por qué ocurrir nada…

—Los potenciales van a actualizarse a menos que las personas controlen sus pensamientos, y consigan echar de sí las informaciones nocivas. Si controlamos nuestros pensamientos, las informaciones peligrosas no van a desencadenar consecuencias. Pero como que pocos en la Tierra están preparados para esto, corremos el riesgo de que haya mucha violencia, mucha agresividad y muchos suicidios entre los jóvenes. Esto ya ha empezado. Lo que haría falta es preparar a las personas para esto. Es fácil decir que se trata de controlar el pensamiento, pero nadie sabe que el control es una energía.

—¿De qué informaciones estamos hablando?

—Cuando yo pienso en algo, esto es una energía que se va dentro de un tiempo no perceptible para mí, para proporcionar informaciones a otro mundo que, en un tiempo diferente, mucho más acelerado, va a vivir las consecuencias de mi pensamiento, durante días y más días. Y ese mundo, debido a mí se hace preguntas, y eso hace un efecto de bola de nieve, puesto que en otro tiempo, otro mundo fabrica el futuro de eso. Nosotros somos un mundo que fabricamos el

futuro de otro mundo. Siempre estamos en un mundo que fabrica el futuro de un mundo, y hay miles de millones de mundos en los mundos…

—Pues vaya complejidad…

—El empleo es sencillo: basta con recibir el resultado de las informaciones desarrolladas en los tiempos imperceptibles futuros para saber lo que podemos hacer. El objetivo del desdoblamiento es estar siempre bien dirigidos, pero sin tener tiempo de saberlo, puesto que el desarrollo de la situación acontece en un tiempo que no existe para nosotros. En el otro tiempo transcurren días, incluso meses, mientras que para nosotros no transcurre más que un instante imperceptible. Recibo las consecuencias de mi pensamiento, generadas en el desarrollo a lo largo de ese tiempo acelerado, en forma de instintos e intuiciones.

—Vd. se ha referido a que vamos a compartir la actualización de los potenciales. Siendo esto así, ¿no va a obtener un resultado distinto una persona que haya hecho un trabajo espiritual respecto a quien vive despreocupadamente?

—Compartimos la actualización en el sentido de que los grifos estarán abiertos. Y si recibes agua hirviendo sin tener ninguna protección, te quemarás. El problema es protegerse de la información que quema, porque puede ser letal. La esquizofrenia es lo mismo; son informaciones que la persona no soporta, y que la hacen peligrosa. Quienes no tienen el control de su pensamiento van a ser vulnerables al alud de información que va a bajar; podrán incluso llegar a matar… sin saber por qué lo hacen. Estarán dirigidos como robots; los pensamientos que reciban les harán actuar. Esto es demencia, y lo vamos a ver cada vez más. Para muchos niños de 8-9 años, que no entienden nada de esto, será el suicidio. Actualmente el suicidio infantil ya es muy importante, pero se oculta. En EE. UU., donde no esconden esta información, se revelan resultados muy inquietantes.

—¿Cómo debemos entender la idea de que, de pronto, todas las informaciones van a bajar?

—En el instante en que pienso algo, se genera una información ondulatoria que recibe todo un paquete de ondas. Durante 25.000 años estas informaciones están bloqueadas; solo hay unas pocas que pasan a nuestro mundo, lo cual nos permite vivir y evolucionar lentamente. Hasta ahora las aperturas de la información no han estado abiertas de par en par, de modo que podías enviar una información y era el nieto el que obtenía la respuesta. De modo que hemos estado diciendo: “es la genética; tendrá la misma enfermedad que el abuelo, porque recibe la misma información”. Pero de hecho ahora cada vez más todas las informaciones llegan y ya no tenemos barreras; eso es a causa del movimiento planetario. Pues es el movimiento planetario el que abre las puertas de la información. Y hoy todo está abierto. Nuestro Sistema Solar está abierto a la galaxia, y la galaxia está abierta al Universo. Entonces el Universo va a recibir informaciones procedentes de nuestro mundo.

—¿En qué quedan las afirmaciones acerca del cambio de conciencia que estamos experimentando como humanidad, o acerca de la ascensión planetaria?

—En nada. Lo que va a haber, cada vez más, es información que nos invade. E incluso si a nivel mental controlas la información que te invade, tu cuerpo podría no controlarlo; entonces tu ADN puede cambiar, y enfermas. Evidentemente va a haber enfermedades nuevas, pero de hecho no son enfermedades nuevas: son nuevos enfermos. Porque no hay enfermedades; solo hay enfermos. Porque si somos dos en recibir la misma información y hay uno que enferma y otro que no, ¿a qué se ha debido? Pues a que el escudo de uno y otro son diferentes. Pero es el

pensamiento el que crea el escudo. Entonces, si no has utilizado tu pensamiento durante mucho tiempo como escudo, cuando va a llegar la información no vas a poder manejarla.

—Pero ¿qué hay acerca del cambio vibratorio de la Tierra? Hay muchos que dicen que se está como sutilizando, que va a pasar a la 5ª dimensión…

—Primero, no hay cinco dimensiones. Hay muchísimas más. Segundo, esta afirmación no significa mucho desde una perspectiva científica.

“Hay tres dimensiones espaciales, que son las que observamos. Es nuestro espacio en tres dimensiones. Este espacio para nosotros vive y se desarrolla en un tiempo único. Llamamos a eso un espacio-tiempo. Pero cada dimensión debe ser multiplicada por tres tiempos: el potencial, la memoria futura y pasada, y el presente. Son 3 x 3 = 9, que observas en un plano de yuxtaposición, puesto que todo está en un plano. Tienes pues dos dimensiones en un plano, con lo cual sumamos 11 dimensiones. ¿Qué es pues la 5ª dimensión en todo esto? No existe.

—¿Para cuándo debemos esperar que se abran los grifos de la información que Vd. ha mencionado?

—Puede tener lugar dentro de unos meses; tal vez a finales de 2012, o en 2013, o en 2014; no lo sé. Los dos calendarios que he estudiado (el judío y el maya, del cual por cierto se dicen muchas tonterías) muestran que el período después del 2012 puede ser inquietante. Cuándo será se verá a través de las explosiones solares, porque son estas el signo verdadero. No había manchas solares cuando se desencadenó la actual crisis económica mundial; entonces se decía que el Sol estaba tranquilo… Era una calma aparente. Puesto que de hecho en lo invisible tenían lugar explosiones. Ahora, hace tres meses, se ha visto en el Sol algo que no se había visto anteriormente. Se le llamó un tsunami; fue una especie de ola que dividió al Sol en dos; pero era una ola de 1.400.000 km de largo y más o menos 1.000 km de altura… Algo enorme. Nunca se había visto eso. Actualmente el Sol tiene movimientos muy inquietantes. Más recientemente, una gran explosión solar ha permitido ver una bonita aurora boreal…

—El panorama no es muy alentador…

—Olvídate de entrar en pánico. Tenemos que saber que tenemos la capacidad de ralentizar todos los caos… a condición de que controlemos nuestros pensamientos. Hay que detener la carrera que conduce al caos. El único medio de lograrlo es pensar que sí podemos hacerlo. Lamentablemente estamos haciendo lo contrario, en el mundo entero. Las personas reaccionan de manera violenta porque esto no se entiende.

—La gente también está nerviosa porque se queda sin trabajo…

—Hay una relación entre lo que ocurre con el Sol y lo que ocurre con la economía mundial. Nuestra sociedad se ha basado en el trabajo, y ya no hay trabajo. Es decir, que no hay trabajo para aquellos que piensan que el trabajo es el dinero. Así que estamos perdidos; ya no entendemos nada. Las personas tienen que darse cuenta de que el dinero no sirve para nada, de que lo que cuenta es sencillamente el intercambio de informaciones entre personas: yo te ayudo, tú me ayudas. Pero somos incapaces de pensar de esta manera; sobre todo porque vivimos en un mundo en que hay diferentes clases sociales, diferentes razas… O sea que es muy difícil. Pero imaginemos que somos telépatas. Tú ya no tienes ninguna diferencia conmigo. Yo ya no tengo ninguna diferencia contigo. Todo lo que tú piensas yo lo pienso. Esto es lo que va a ocurrir al final del ciclo de desdoblamiento. Nadie es superior a nadie, porque todo el mundo recibe las mismas informaciones.

—¿Cómo podemos protegernos si se producen dificultades especiales?

—Todo lo que pensamos es una energía. Si controlo bien mi pensamiento y pienso en hacer las cosas bien, fabrico un buen futuro, que cualquiera puede utilizar. Esto es lo más importante. Tengo que generar benevolencia, no-violencia, en mi pensamiento. Si controlo mi pensamiento, la violencia puede no tocarme. Escapo a la violencia a través de mi energía. Esto puede ir muy lejos.

“Por ejemplo, alguien me quiere matar. Si controlo mi pensamiento, si consigo ser benevolente hacia él, ya no me puede hacer nada. Ciertamente, puede ser muy difícil pensar bien acerca del atacante en estas circunstancias; pero si lo consigo, le desarmo. En África este sistema era utilizado para lograr la invisibilidad. Me puedo hacer invisible a través del control de mi pensamiento. Esto es muy importante cuando tienes animales peligrosos a tu alrededor. Yo lo aprendí en África: si tienes un animal peligroso ante ti, si no tienes miedo y quieres hacer el bien al animal, sin hacérselo, solo pensándolo, el animal ya no te puede hacer daño. Esto está comprobado.

—¿Puede ilustrarnos un poco más acerca de las capacidades excepcionales que podemos poner en juego ante las dificultades?

—Es peligroso hablar de ello. Si actuamos sobre la materia a través del espíritu, y si esto lo hacemos para ayudar a alguien que nos pida ayuda (pues no hay que ayudar a nadie que no nos pida ayuda), no hay problema. Sin embargo, si lo hacemos por fantasía, por divertirnos, para demostrar lo que sabemos hacer, para demostrar la fuerza del hombre, para hacer exhibiciones inútiles, entonces obtenemos lo inverso de lo que queremos. Este es el peligro. Pues de hecho todo ocurre en nuestro interior. Nosotros sabemos si somos benevolentes. Pero no puedes saber si yo lo soy. Porque yo te puedo sonreír de oreja a oreja y ser muy malevolente, y tú no saberlo. Sin embargo, si tú estás en la benevolencia y yo estoy en la malevolencia, se crea una antipatía. Y si no sientes la antipatía, tienes ganas de irte, porque te sientes a disgusto conmigo; sencillamente porque tenemos potenciales diferentes. Pero si encontramos la comunión entre nuestros potenciales, yo soy muy malevolente, tú también lo eres, y nos entendemos muy bien. Este es el mundo actual. Por suerte, puede haber el mismo entendimiento estando en la benevolencia.

—¿Cómo entiende Vd. lo de ser benevolente hacia el otro?

—Se trata simplemente de aplicar la Ley: hay que pensar en hacer a los demás lo que querríamos que los demás pensaran en hacernos a nosotros. Si todo el mundo hiciera esto no habría ningún peligro en el futuro.

—¿El otro tiene que saber que aplico la Ley con él?

—No tienes necesidad de explicar lo que haces a quien te pide ayuda. Basta con que controles tu pensamiento. Solo tú sabes si controlas tu pensamiento. Si tienes el control, esto te da una fuerza muy grande, porque abre todo el potencial de benevolencia. Por ejemplo, si tú me pides ayuda, y normalmente estás en la benevolencia, si yo también lo estoy hay un intercambio inmediato de todos los potenciales que tú has fabricado y que yo he fabricado desde hace 25.000 años. O sea que puede ser un encuentro milagroso. De repente todos tus problemas se resuelven, y yo estoy ahí para nada; no tengo nada que ver. Tan solo he abierto el potencial. Entonces, cuando todas las informaciones lleguen, dentro de poco, la protección será el control del pensamiento. Si no controlas tu pensamiento, todos los potenciales de malevolencia vendrán a ti.

—Así pues, no hay que perder el control.

—Tampoco hay que tener miedo. Quien tiene miedo fabrica el potencial del miedo, y va a atraer el miedo. Y va a justificar el hecho de tener miedo. Por eso la imaginación es muy peligrosa.

—¿Hoy día más que antes?

—Sí, claro. Antes del final del ciclo de desdoblamiento, yo podía imaginar cosas y nunca vivirlas. Sin embargo, ahora esto se acabó. Todo aquello que imagino, lo vivo inmediatamente. Esto va a causar daños. Por eso actualmente, por ejemplo, si ves las dictaduras, los hombres están preparados para matar, con el fin de derrocar a un dictador. Ahora bien, ¿qué reprochan al dictador? Que mata. O sea, que son todos iguales. Todos son dictadores, y no se dan cuenta. En vez de acudir a la violencia basta con controlar nuestro pensamiento.

—¿Es bueno que gente unida por la voluntad de benevolencia se junte para potenciarse?

—Los grupos actualmente son muy peligrosos. Porque tú puedes controlar tu benevolencia, pero no puedes controlar la de los demás. Y si estás con otras personas en la búsqueda del control del pensamiento, necesariamente habrá alguien que no lo consiga; esta persona abre la puerta de la malevolencia, y esto es muy contagioso. Esto las personas no lo saben. Observa que cuando una persona se pone furiosa, todo el mundo muy rápidamente se pone furioso, particularmente si perciben que la rabia de aquella persona no es buena, no es noble. ¿Por qué? Porque tiene lugar un contagio. Es casi una ley. De hecho, es falta de control del pensamiento. Sin embargo, si controlo mi pensamiento paro la rabia. La persona enojada ya no puede estar furiosa contra mí. Se ve obligada a irse. Esto es muy fuerte. Y es una fuerza de la que disponemos actualmente, cada uno de nosotros, porque vivimos este final de ciclo.

“Esto no era así hace unos años. Entonces todas las tradiciones hacían que la gente se reuniese en grupos para obtener una información exacta, porque tan solo uno recibía la información. Esto era algo bueno, porque entonces había muy pocas informaciones. Pero ahora es al revés. Todas las informaciones llegan. Y si en un grupo hay una persona que deja pasar las informaciones malévolas, todo el grupo se ve invadido. Así pues, ocurre al contrario que en tiempos anteriores. Ahora bien, ¿cómo quieres decir a personas que están viviendo la experiencia del grupo que ahora hay que acabar con eso y que tienen que ir a acostarse a su cama solos? No es posible.

—¿Por qué ir a acostarse?

—Porque todo se arregla durante la noche. Entonces, en vez de coger un fusil para defender nuestras ideas nos vamos a acostar y lo arreglamos todo por la noche. Es sencillo. Esto antiguamente era conocido. Antiguamente nunca se hacían guerras sin saber lo que iban a causar en el futuro. Le voy a contar una pequeña historia de sumerios, entre dos ciudades vecinas. El gobernador de una ciudad va a ver al otro gobernador, y le dice: “Voy a tomar tu ciudad.” Y el otro le responde: “Espera; voy a preguntar a los dioses.” El otro vuelve algún tiempo después: “¿Qué te han dicho los dioses?” “Que puedes invadir mi ciudad.” Y el otro dice: “De hecho, no necesito tu ciudad; lo único que necesito es el trigo que está en tu ciudad.” El otro contesta: “Bueno, pues llévate el trigo.” Se va con el trigo y no ha habido guerra. De esto hace 5.000 años.

“Otro ejemplo lo ofrecen los antiguos aborígenes, en Australia. Va a haber una guerra, pero ¿por qué herirse? Acuden a ver el futuro, y saben que la primera persona herida que vean estará en el bando de los perdedores. Entonces, basta con soñar. Basta con hacer la guerra en sueños.

Así lo hacían los aborígenes australianos antaño, pero hoy día ya están civilizados: ahora hacen la guerra de verdad.

“¿No le parecen bonitas historias? ¿Cómo sabían esto los hombres? ¿Y por qué han perdido este conocimiento? Hacer la guerra en sueños significa que, puesto que piensas en hacer la guerra, en otra realidad esa guerra se lleva a cabo verdaderamente. Si eres capaz de ir a ver el futuro, ves quién ha ganado y quién ha perdido. O sea que en tu tiempo es inútil hacer la guerra. Ahora bien, hay que ir al segundo nivel de esto. Y es que has hecho hacer la guerra a alguien. O sea que es excesivamente peligroso. Porque aquellos que han hecho de verdad la guerra en su realidad, cuando van a llegar a tu tiempo al final del ciclo del desdoblamiento, procedentes del futuro, van a ser peligrosos.

—¿Hay manera de ver la repercusión futura de un pensamiento, para ver si conviene o no?

—Sí, claro. Se puede ver inmediatamente el resultado de un pensamiento, sea este de benevolencia o de malevolencia. Actualmente tenemos la suerte de vivir esta situación. Esto es así desde 1989, en que hubo una explosión solar muy grande que abrió el espacio de la información. Vemos actualmente que todo el mundo recibe las informaciones al mismo tiempo. Las intuiciones son enormes; también inventamos muchas cosas; y personas que casi no han aprendido nada, que no tienen una instrucción primaria, son capaces de mostrar conocimientos maravillosos. Hay niños de 7-8 años que saben más que sus profesores, y que se aburren en la escuela. ¿Por qué? Por el potencial. Los niños que nacen actualmente tienen todo el potencial.

—¿Cómo podemos manejarnos en el caso de dilemas, como por ejemplo a la hora de escoger entre dos empleos?

—Si controlo bien mi pensamiento, todos los pensamientos que vienen a mí me van a conducir hacia ese control. O sea que si accedo a tener malevolencia voy a vivir material para poder desarrollar más malevolencia; lo mismo sirve para la benevolencia. Si quiero un trabajo, controlo mi benevolencia; entonces el trabajo que llegue será bueno para mí. Si no me llega ningún trabajo, es que no hay ninguno que sea bueno para mí. Si eso me impide vivir, pues imagino otra cosa, y veré que eso ya no me molesta. Es un poco la situación de Job, en la Biblia, que vive en el estiércol y que no tiene miedo de nada; el olor del estiércol no le impide ser feliz. Es decir, que cuando sabes controlar tu pensamiento no hay depresión posible; siempre vives en una alegría interna.

—¿Durante cuánto tiempo se prolonga el final de un ciclo de desdoblamiento?

—Entre dos ciclos hay 1.080 años, con 90 años de apertura. Estamos viviendo los 90 años de apertura, desde 1989, fecha en que tuvo lugar una explosión solar de envergadura. En el último período de transición entre dos ciclos se produjo la desaparición de un hombre que vivió en la Tierra que se llamaba Neandertal. Nosotros somos Cromañones, salidos de África, y tenemos algunos genes de Neandertal (esto se acaba por fin de descubrir). Esto significa que durante los últimos 25.000 años ha estado vigente el Cromañón; pero durante los 25.000 años anteriores al Cromañón el ser más inteligente que había en la Tierra era el Neandertal. O sea que hemos tenido al Neandertal, ahora tenemos al Cromañón… y próximamente tal vez tendremos al bonobó.

—¿Al bonobó?

—Es una clase de mono.

—La actualización del potencial ¿durante cuánto tiempo se vive?

—Desde 1989 las informaciones llegan sucesivamente, por un orden. Es el Sol, el Sistema Solar de hecho, el que progresivamente dirige la llegada de todas estas informaciones. Y pronto todo va a estar abierto. Ya no habrá posibilidad de esconderse una información. Podrás vivir las consecuencias de todo aquello que hayas imaginado. Pero recibirás eso en un segundo, así que si no estás preparado puede ser horrible. Así pues hace falta que las personas estén preparadas para el control de sus pensamientos y no estén en dogmas, en suposiciones; eso es lo más importante. No se trata de escuchar lo que se dice, sino de escuchar lo que recibimos dentro de nosotros cuando estamos en la benevolencia; y de rechazar lo que recibimos, incluidas las intuiciones que recibimos, cuando estamos en la malevolencia. Esta es la mejor protección que todo el mundo puede tener, en cualquier situación. Si todo el mundo hace eso, ya no hay problema. Puesto que actualizaremos solamente potenciales de benevolencia.

—¿Y viviremos bien en la Tierra?

—Si vivimos mal en la Tierra es porque hay personas que actualizan la malevolencia. Estas generalmente están en el dogma, en el proselitismo; piensan que tienen la verdad y quieren dar al otro la verdad. Hay que huir del proselitismo. Hay que ver en el interior de uno.

“Antiguamente había una frase muy importante, la que se refería a los sepulcros blanqueados: blancos en el exterior, y carroña en el interior. Se puede decir que esto es la vida moderna. Se enseña a los niños a estar podridos en su interior, y a que esto no se vea en el exterior. Se les inculca que hay que sobrevivir a toda costa, infligiendo golpes, siendo violentos en su interior, para defenderse del mundo, cuando sin embargo se trata de totalmente lo contrario. O sea que padecemos las consecuencias de nuestra educación. Y ya no sabemos para nada que hay un doble.

—¿Un doble?

—Somos nosotros mismos, viviendo en un tiempo pasado que transcurre ralentizado en relación al presente. Él necesita ir a ver el futuro para obtener la respuesta a su pregunta, y para ello se requiere que nos adormezcamos en actitud de confianza y entrega. De esta manera, podrá ir a ver el futuro y traernos de vuelta la mejor actualización posible de nuestros potenciales. También borrará las actualizaciones de los malos potenciales que hayamos fabricado durante el día.

“Ahora bien, tu doble sólo está contigo si estás en la benevolencia. Si no, nunca está contigo. Y como que las personas generalmente no están en la benevolencia, no saben cómo manejarse. Piensan pues que están en presencia de una buena intuición, o de guías que les dirigen, según sus fes. Todo el mundo piensa tener más o menos buenas intuiciones; pero ¿en función de qué?, no lo saben.

“Hay personas que dicen: “Yo estoy en el amor; entonces estoy bien.” Pero no controlan sus pensamientos. ¿Qué es el amor? No es una energía. El odio tampoco. Pero controlar nuestro pensamiento hacia las personas que queremos, o hacia las personas que detestamos, es una energía. Eso es lo más importante: cuando se ha transformado ese control en ausencia de control, haciendo del amor y de la compasión una energía, nos confundimos. Porque el amor y la compasión no son el control del pensamiento.

—Así pues ¿el amor y el odio no son nada, a fin de cuentas?

—Nos permiten saber si controlamos bien o no nuestro pensamiento. Pero si no controlamos nada y nos dejamos guiar por las emociones, nos confundimos. Podemos estar muy bien en el odio, y

muy mal en el amor. Cuando detesto a alguien que ha hecho cosas detestables, puedo controlar mi malevolencia o mi benevolencia, pero eso no impide que lo que ha hecho la persona sea detestable. Puedo estar justamente enojado, y a la vez aplicar la benevolencia de la que hablo.

—Sobre todo en tiempos de dificultades se puede acrecentar el miedo a la muerte. ¿Qué significa morir y cómo deberíamos afrontar la muerte?

—Para vivir en tiempos desdoblados nosotros mismos debemos estar desdoblados. Todas las partículas están desdobladas. Siempre hay que ver el futuro antes de vivirlo. Es una ley universal. O sea que nosotros, que estamos desdoblados, tenemos un doble en otro tiempo que nos ha enviado al futuro. Podemos decir que nosotros mismos hemos ido al futuro. Aprovechando el movimiento del desdoblamiento, podemos ir a la Tierra y vivir el futuro de nuestro doble. El problema es que cuando vives el futuro de tu doble estás fabricando tu propio futuro, que también será el futuro del doble. Y cuando mueres todo eso es potencial; es decir, que puedes reencontrar a tu doble con el potencial que has creado.

“Venimos a la Tierra para arreglar el potencial. Nos falta la memoria de ello, puesto que ya no respetamos las tradiciones. Era a través de la tradición que se transmitía la información de lo que teníamos que hacer en la Tierra. Porque cuando encarnamos en la Tierra experimentamos una pérdida de memoria, y ya no sabemos lo que tenemos que hacer. Pero venimos a la Tierra para fabricar un futuro, para arreglar el futuro antes de morir. Y cuando morimos tan solo tiene lugar una apertura temporal entre nuestro nacimiento y nuestra muerte, que para nuestro doble es un tiempo imperceptible. Entonces nuestro doble puede venir a aconsejarnos…

“Podemos decir lo que decían los antiguos: el nacimiento es una muerte, y la muerte es un nacimiento. Puesto que vivimos en un tiempo que no existe en el tiempo de después de la muerte; tras la muerte encontramos otro tiempo, que hace que nuestro tiempo de vida no exista. Nuestra vida terrenal habrá sido solamente un sueño, o una pesadilla.

“El miedo a la muerte es debido al hecho de que no sabemos lo que hay después de la muerte; y no sabemos lo que hay después de la muerte porque no sabemos el objetivo de la vida. No sabemos por qué estamos en la Tierra. Y cuando sé que estoy en la Tierra para arreglar el futuro y que después de la muerte cosecho aquello que he sembrado, basta con mirar qué es lo que he sembrado. Si he sembrado malas cosas, desórdenes, violencia, viviré ahí dentro. Si he sembrado calma, tranquilidad, benevolencia, viviré ahí dentro.

—¿Dónde? ¿En un plano material?

—Por supuesto. En un modo de vida biológico semejante al nuestro. Hay simplemente que tener la memoria de un lugar para vivir en él. Si estás encarnado en la Tierra es porque tienes la memoria de la biología terrestre. Si no, no puedes encarnar en la Tierra.

—¿Podemos usar los sueños?

—Es peligroso. Verdaderamente peligroso para aquel que no sabe cómo funciona. Porque recibe informaciones que no están hechas para él. Hay informaciones muy peligrosas que te hacen vivir en un camino que no es el tuyo. Primero hay que saber que tenemos un doble, y que ese doble te da informaciones solamente si estás en la benevolencia. El resto es tontería. Si no hay eso, no hay nada.

“Lees por ejemplo los escritos antiguos, y está escrito ahí. Se han modificado escritos antiguos para ir en una dirección que no es la buena. A partir del s. X d. de C. ya no se habla del

doble. Ha desaparecido. No se sabe que existe. Es sorprendente. Todas las tradiciones primitivas conservaron la idea del doble: el alma gemela, el gemelo africano, la alma gemela india… Todo eso es el doble. Nosotros lo hemos barrido y ¿por qué lo hemos sustituido? Por un Dios, a quien rezamos, sea cual sea nuestro pensamiento. Ese Dios no está ahí. Si quiero estar en relación con una fuerza que está en mí, es necesario que esa fuerza no haga daño al prójimo. Y esa fuerza solo puede estar en mí si yo quiero ser benevolente hacia los demás. Si no, no tengo nada. Esto es muy sencillo. Demasiado sencillo. Tanto, que las personas no lo aceptan. No lo aceptan porque tienen pensamientos parásitos, que no son dados por el doble.

“Al final, esta es una sabiduría muy sencilla. Los griegos antiguos decían que para vivir bien hay que ‘amar la sabiduría’. Esto es lo que significa la palabra ‘filosofía’. Lo que me gusta de estas historias es su lógica. Todo es lógico. Y si has hecho un paso personal, un buen paso que sabes que es bueno, te das cuenta de que esta lógica te conviene. Y esto es lo agradable.

Entrevista por Francesc Prims, editada en el núm. 92 de la Revista Athanor (marzo – abril 2012) –www.athanor.es

Puedes informarte más sobre el trabajo de Jean-Pierre Garnier y las conferencias y formaciones que imparte en su página web: www.garnier-malet.com

Entrevista por Francesc Prims, publicada en el núm. 90 de la Revista Athanor (Noviembre – Diciembre 2011) – www.athanor.es

 

Entrevista a Jean-Pierre Garnier Malet

LAS APERTURAS TEMPORALES

y su relevante papel en nuestras vidas

En el año 1988, el físico Jean-Pierre Garnier Malet hizo un asombroso descubrimiento relacionado con las propiedades del tiempo. Publicada entre 1998 y 2010, su teoría acerca del desdoblamiento del tiempo aporta muchas primicias científicas. También, y sobre todo, permite explicar el mecanismo de la vida y de nuestros pensamientos y usar lo mejor posible las intuiciones, los instintos y las premoniciones que este desdoblamiento pone a nuestra disposición en todo momento.

UNA TEORÍA CIENTÍFICA REVOLUCIONARIA

—Usted afirma que no percibimos la realidad de un modo continuo…

—Efectivamente, nuestra percepción es totalmente discontinua. Empecemos con una analogía.

“Sabemos que en el cine vemos solamente veinticuatro imágenes por segundo. La número veinticinco no aparece. Llamadas subliminales, tales imágenes no tienen una realidad aparente para nosotros, pero tienen un impacto sobre nuestro inconsciente. Los publicistas las han utilizado y han comprobado maravillados que modifican las ideas de los consumidores o de los electores, en detrimento de su libertad de juicio.

“En el caso de nuestra percepción ocurre algo que podría ser semejante. Solo que…

“Imagine Vd. que utiliza dos mundos idénticos donde el tiempo no transcurre a la misma velocidad. Mientras un tiempo imperceptible de una mil millonésima parte de segundo transcurriría en el primero, el segundo viviría en un tiempo acelerado, digamos que durante horas, lo cual permitiría aprender tranquilamente cuál es la mejor manera de franquear ciertos obstáculos.

“Un intercambio de información entre los dos mundos daría de manera instantánea en el tiempo normal la información necesaria para llegar al objetivo de manera instintiva o intuitiva.

“Podríamos pues crear el futuro a cada instante en aperturas inobservables entre instantes observables con la apariencia de un transcurso de tiempo continuo.

“Nuestra vida sería tan solo una sucesión de instantes perceptibles, que actualizarían impulsos imperceptibles resultantes de un futuro vivido en ‘otro lugar’ en las aperturas de un tiempo cuyo transcurso siempre parecería idéntico a él mismo.

“¿Sería pues la existencia de varios tiempos la única manera de construir el porvenir en un espacio, para vivir mejor en el otro? De esta manera, la relatividad del tiempo no sería una singularidad misteriosa de nuestro Universo sino que sería sencillamente la consecuencia directa de

una propiedad mucho más esencial del transcurso del tiempo: su variación imperceptible y estroboscópica necesaria para un desdoblamiento vital.

—¿Cómo ha podido constatar esto científicamente?

—Entender el mecanismo matemático puesto en práctica es delicado. Si hablamos de dos tiempos diferentes, hay que encontrar la ecuación que permita ser el observador del primer tiempo y el observador del segundo tiempo; si no, no puedo utilizarlas.

“La teoría del desdoblamiento necesita pues de una ecuación que sea un cambio de escala de observación y que permita cambiar el tiempo y el espacio. En la teoría del desdoblamiento, el horizonte de un observador se vuelve la partícula para otro en un nuevo horizonte. Además, una partícula para un observador es siempre un horizonte de partículas para otro.

“El encaje, el horizonte-partícula, permite diferenciar los tiempos del desdoblamiento, según las dimensiones R del horizonte y las rotaciones π de las partículas.

“El resultado es una ecuación de desdoblamiento que une dos observadores que no se conocen, quienes pueden intercambiar informaciones en tiempos imperceptibles durante su desdoblamiento. Podríamos entonces hablar de ‘intrincación’ de partículas desdobladas.

“Esta teoría explica, entre otras cosas, que ninguna partícula puede tener una trayectoria rectilínea, sino que todas tienen una trayectoria curvilínea: esto explica el conocido espín de las partículas que giran sobre sí mismas, de la misma manera que la Tierra gira alrededor del Sol al tiempo que gira sobre sí misma.

“Además, el ciclo de desdoblamiento del tiempo me ha permitido calcular la constante de estructura fina y prever la llegada de planetoides al Sistema Solar. Ahora bien, esta constante da la carga del electrón; es una constante esencial para nuestra biología.

—Es por lo que el Instituto Americano de Física ha validado sus trabajos…

—La corrección de la ley aproximada de Titius-Bode y el cálculo de esta constante de estructura fina evidentemente han atraído la atención de los físicos.

“Esta publicación es un triunfo considerable, pues no se puede destruir una publicación por sentencia, puesto que en el momento en que otros científicos la han aprobado y recompensado es que la han leído y entendido. O sea que si alguien declarara que es totalmente confuso, estaría tratando de la misma manera a todos esos científicos. Pero no por ello este trabajo es accesible al común de los mortales.

“La ciencia que se encuentra detrás de esto nos permite comprender muchas cosas en el Universo. Sobre todo la velocidad de la luz, que es una velocidad de desdoblamiento y no una velocidad. Pues curiosamente esta velocidad de la luz tiene el gusto de la velocidad, tiene el olor de la velocidad en las ecuaciones, pero no es una velocidad, puesto que es independiente del observador y de la fuente; o sea que entendemos que es una percepción del tiempo y no una velocidad.

“La teoría del desdoblamiento me ha permitido calcular esta velocidad. Y esto es una gran revolución. Además esto permite comprender que hay velocidades superiores a la velocidad de la luz. En estos días se ha demostrado que hay partículas que van más rápidas que la velocidad de la luz; un experimento que acaba de hacerse en el CERN ha mostrado que hay velocidades de

propagación mucho más rápidas que la de la luz. Esto ya fue demostrado por la teoría del desdoblamiento hace 15 años.

—Puesto que hablamos de tiempos diferentes que, por decirlo de algún modo, conviven en un mismo tiempo ¿podemos justificar desde esta perspectiva que el Universo es multidimensional?

—El Universo multidimensional es un camino sin salida para la ciencia. Porque de hecho tienes un espacio de tres dimensiones, y cada dimensión tiene tres tiempos. Ya ve Vd. que la palabra espacio-tiempo no corresponde, porque eso ha llevado a la ciencia a solo un tiempo. La ciencia no ve que existen varios tiempos al mismo tiempo.

“La ciencia se da cuenta, al estudiar la mecánica de lo infinitamente pequeño, de que cuando observas lo infinitamente pequeño lo cambias. Sin embargo, no quiere admitir que nosotros somos infinitamente pequeños, que solo somos una partícula que puede ser observada, y que esta observación cambia las partículas que somos nosotros. Y nuestro doble es nuestro observador. Todo esto es una explicación muy resumida de lo que ocurre, por supuesto.

EL DOBLE

—¿Quién es el doble?

—De hecho la palabra ‘doble’ no es correcta, puesto que se trata de nosotros mismos en otro tiempo. El desdoblamiento no es como cortar algo en dos para hacer dos mitades. Es como el desdoblamiento de las células, en que tienes una célula y de repente, sin saber por qué, de pronto hay dos células, que son idénticas a la célula inicial. No entendemos de qué manera una célula da dos células idénticas sin cortarse en dos; parece ilógico…

“Sin embargo la teoría del desdoblamiento sí que permite entenderlo: al utilizar el tiempo imperceptible, nos muestra que somos observadores que no vemos el tiempo todo el tiempo, de modo que no vemos de qué manera la célula se desdobla; vemos solo el resultado.

“Sea como sea este caso de las células no es un desdoblamiento; podemos decir que es un doblamiento. Con nuestro desdoblamiento ocurre lo mismo; solo que en otro tiempo, excesivamente ralentizado, nuestro desdoblamiento no existe, no es perceptible. Por ejemplo, vivimos aquí en la Tierra sin saber que estamos desdoblados, pero en otro tiempo este desdoblamiento no existe; solo hace la unidad. Los antiguos sabían todo esto.

“Yo he podido demostrar a través del alfabeto griego que esa ley era muy conocida, puesto que dicho alfabeto se correspondía exactamente con la ley del desdoblamiento: el movimiento de desdoblamiento obliga a las partículas a seguir bifurcaciones, y hay veintisiete principales. Cada una de ellas forma una letra del alfabeto griego.

“El griego no tenía un alfabeto de veinticuatro letras, del alfa al omega, sino veintisiete. Descubrir tres letras olvidadas me produjo una gran sorpresa y me alentó en este descubrimiento sorprendente. Entendí el paso de un pequeñísimo alfa a un enorme omega.

“En efecto, la teoría del desdoblamiento necesita de un cambio de escala: el horizonte de una partícula se convierte en partícula de un horizonte más grande. Me parecía entonces que había una relación evidente entre la partícula (alfa minúscula) y su horizonte (omega mayúscula),

puesto que, según mi teoría, el omega era a su vez una partícula (omega minúscula) en un horizonte más grande (alfa mayúscula).

“Las minúsculas y las mayúsculas tomaban una importancia matemática capital. No era pues casualidad que, en el pasado, las letras griegas también sirvieran para contar. Esta numeración me permitía demostrar que estaba en realidad relacionada con la sencilla cuantificación del movimiento de desdoblamiento.

“Pero vayamos a lo esencial: en el contexto de la teoría del desdoblamiento, uno más uno no es igual a dos, sino que es igual a uno. Porque uno puede desdoblarse y dar el uno más uno. 1 + 1 = 1.

“No es muy matemático, ¿verdad? Sin embargo en el Evangelio de Tomás hay una frase muy importante: “Cuando erais uno hicisteis el dos; cuando del dos hagáis el uno, ¿qué haréis?” El Evangelio de Tomás fue totalmente reconocido por la Iglesia cristiana primitiva, hasta que dejó de serlo a partir del 2º Concilio de Nicea (año 787). La frase que he citado es sorprendente cuando no se conoce el desdoblamiento.

“¿Cómo es que se quitó de los evangelios esta frase tan importante, conocida por todos los antiguos? En Platón, Pitágoras o Aristóteles encuentras la ley. Evidentemente son solo trozos de frases, porque cuando todo el mundo conoce la ley no se explica en los textos; solo se la evoca por medio de pequeñas frases. Estas pequeñas frases me han permitido demostrar que los antiguos conocían la ley del desdoblamiento.

—¿Cuál es la utilidad de que los tiempos aparezcan desdoblados?

—El porqué es sencillo: si me hago una pregunta sé que necesito tiempo para obtener la respuesta; sin embargo, si suprimo el tiempo entre la pregunta y la respuesta obtendré un instinto o una intuición. El problema es que si suprimo el tiempo para responder a la pregunta ¿quién va a responder a la pregunta?

“La solución es sencilla: hay que desdoblarse. De modo que el doble va a responder a la pregunta en un tiempo diferente. Y yo, en mi tiempo, tendré un instinto o intuición a cada instante, puesto que el doble va a responder a mis preguntas en su propio tiempo. Esta es la idea principal.

“Nuestra biología está hecha para utilizar los tiempos imperceptibles, los cuales están calculados por la teoría. Como he anunciado al principio, no percibimos el tiempo de manera continua. Vivimos de manera continua pero solo lo percibimos de manera alterna. Hay tiempos imperceptibles entre dos tiempos perceptibles, y estos tiempos imperceptibles pueden ser acelerados, y entonces tenemos una percepción diferente del tiempo.

“Así pues hay que vivir en dos tiempos diferentes para poder tener instintos e intuiciones. Y nuestra biología está tan bien hecha que durante el día fabricamos potenciales en estos tiempos imperceptibles, es decir que cada uno de nuestros pensamientos encuentra su sucesión en estos tiempos imperceptibles, y por la noche vamos a seleccionar todos estos potenciales.

“Esto quiere decir que si tenemos potenciales peligrosos podemos transformarlos. Puesto que nuestros pensamientos pueden fabricar potenciales peligrosos. O sea que la noche está hecha para arreglar aquello que hemos trastornado durante el día. Pero nadie sabe esto. Esta es la razón por la que vivimos cosas peligrosas. Pues no sabemos que siempre vivimos en la historia que imaginamos, la cual es instantánea.

“El desdoblamiento nos afecta colectivamente y se articula en ciclos de desdoblamiento. Un ciclo de desdoblamiento es de 25.000 años. 25.920 años es el ciclo de precesión de los equinoccios, que la teoría ha permitido calcular cuando sin embargo era tan solo un número observado.

“Ahora estamos viviendo un final de ciclo de desdoblamiento de los tiempos, y por ello tenemos a nuestra disposición todos los potenciales que hemos fabricado, con el pensamiento, durante el ciclo actual. O sea que nos beneficiamos de los potenciales de 25.000 años. Es la razón por la cual el progreso actualmente es muy rápido. Tenemos intuiciones estupendas, los niños son hiperactivos…

“He podido demostrar, por la teoría, que las variaciones del Sol y de todas las órbitas de los asteroides, así como la llegada de planetoides, todo ello estaba relacionado con el final de un ciclo. El final de un ciclo puede ser peligroso, menos si sabemos algo: que cosechamos el resultado de nuestros pensamientos. Quien cosecha vientos recoge tempestades. Pero si sembramos tranquilidad cosechamos tranquilidad.

—¿Estamos a tiempo de sembrar tranquilidad para cosechar tranquilidad?

—Nos damos cuenta de que actualmente la mayoría de las personas que tienen un control sobre nuestra vida nos llevan al caos, y las personas imaginan que estamos obligados a soportar este caos. Creen en una especie de destino que nos obligaría a soportar los caos, pero casi nadie sabe que nosotros fabricamos nuestro porvenir, o sea que si nos imaginamos caos éstos van a llegar a nosotros.

“De hecho la teoría del desdoblamiento permite entender lo siguiente: hay que fabricar el futuro en instantes imperceptibles, memorizarlo y actualizarlo en momentos perceptibles, pero sobre todo prever el futuro antes de vivirlo. De modo que si conseguimos prever este futuro vemos los peligros, cambiamos nuestros pensamientos y el peligro deja de existir.

“Una persona que ve el futuro debería saber que la mejor manera de proceder es ver los peligros que nunca ocurrirán. Sin embargo, vivimos en una sociedad que quiere vivir el futuro peligroso para vivirlo, para avalar la idea de que el futuro está predestinado. Pero basta con cambiar nuestro pensamiento para cambiar nuestro futuro.

“Esto es lo más fuerte que podemos decir en cuanto a la aplicación de la teoría del desdoblamiento: cambiad vuestros pensamientos y viviréis un futuro diferente.

UNA MANERA DE VIVIR

—Hoy día hay mucha gente que está por la labor de cambiar su pensamiento; abundan los libros de autoayuda para estimular el pensamiento positivo…

—En realidad no hay pensamientos positivos. Solo hay pensamientos menos negativos. Pero hay que saber el porqué. Hay personas que piensan que están todo el tiempo en un futuro agradable, y que no son responsables de una persona que vive mal. Pero si yo fabrico un potencial peligroso puedo no vivirlo y que otra persona sí lo viva. Y yo puedo vivir un potencial agradable fabricado por alguien agradable. O sea que todo esto no quiere decir nada.

“Vivimos en sociedad, y es la sociedad la que debe evolucionar al mismo tiempo. Si queda una persona que no evoluciona, la responsable es la sociedad. Como puede Vd. ver, todo esto va muy lejos.

“Hace falta dar a entender muy rápidamente cuál es el mecanismo del pensamiento, cómo actúa; con esta finalidad hago realizar pequeños experimentos a las personas. Muestro muchos principios que podemos poner en aplicación inmediatamente, por medio de los cuales nos damos cuenta de que nuestro pensamiento es una energía. Siempre vivimos el mal que nos imaginamos, o el bien, según lo que escogemos. Y como que vivimos en sociedad nuestros criterios sobre el bien y sobre el mal están condicionados por las personas que nos rodean.

“Nos vemos obligados a cambiar nuestras nociones sobre el bien y el mal, pues cosas que nos harían bien podrían hacer mal a alguien, y entonces ya no es bien; debemos hacer evolucionar de esta manera nuestros pensamientos, y pedir la ayuda del doble durante la noche, para que restablezca los errores cometidos durante el día, y podamos de esta manera vivir un potencial armonioso.

“Tenga en cuenta que siempre estamos en la tentación de los potenciales fabricados por los demás. Esta tentación es enorme, puesto que todo aquello que los hombres han imaginado durante 25.000 años está a la disposición de cualquiera. Hay personas que han extraído de ahí una ley, una ley que no entienden, que llaman la Ley de la Atracción. Es una gran tontería que consiste en pensar en querer tener algo para obtenerlo. Es una regla, solamente que ¿dónde se encuentra el control? Aquello que yo pienso ¿mi doble lo piensa también?

—Así pues ¿yo debería pensar de acuerdo con mi doble?

—Nosotros estamos aquí para aportar claridad a nuestro doble. Pero como que no queremos ser marionetas de nuestro doble nos refugiamos en un futuro que nosotros fabricamos y nos tomamos a nosotros mismos por dioses, cuando sin embargo nuestro futuro es nuestro esclavo y nosotros deberíamos ser los esclavos de nuestro doble. Pero ser esclavos de nuestro doble no es ser esclavos, puesto que somos nosotros. No somos pues esclavos sino de nosotros mismos.

“Se trata de algo muy simple: es mi doble el que realiza las preguntas, yo en mi vida respondo a esas preguntas, fabrico el futuro correspondiente y cada noche mi doble va a ver si ese futuro corresponde a lo que él quiere.

“Cuando ignoramos esa ley hacemos cualquier cosa. Y entonces nos damos cuenta de que el mundo va muy mal. Y ponemos como causa el calentamiento climático y muchas otras cosas inútiles, cuando simplemente basta con ir a acostarse. Lo mejor que podemos hacer para obtener algo es controlar nuestro pensamiento e ir a acostarnos.

—¿Cada pensamiento que tenemos abre un potencial distinto?

—Sí, inmediatamente. E inversamente: ¿por qué piensa Vd. lo que está pensando ahora? Es porque ha memorizado un futuro, y si el doble no está ahí ¿tendría que haber memorizado Vd. este futuro?

“Si no sabemos cómo funciona el mecanismo buscamos cosas que no están hechas para nosotros, y en nuestra vida lo vemos claramente: las personas solo buscan una cosa, el dinero, sin saber por qué deben vivir. No estamos en la Tierra para tener una cuenta bancaria; hay una razón mucho más importante. Porque cuando morimos ya no tenemos nada que hacer con la cuenta bancaria.

“Habría que saber pues por qué estamos en esta Tierra. Y la teoría del desdoblamiento permite entenderlo. Esto es lo más importante. Y saber que existen otras realidades.

—Pero si el pensamiento positivo no es útil ¿qué manejo deberíamos hacer de nuestro pensamiento?

—Hay que tener en cuenta que el futuro es colectivo, y por ello hay que pensar en hacer a los demás lo que querríamos que los demás pensaran en hacernos a nosotros. Esta es la ley. Si todo el mundo hiciera esto no habría ningún peligro en el futuro. Es tan sencillo que nos cuesta creer que esto sea verdad. Puesto que a menudo lo más sencillo nos parece complicado.

“A menudo pongo esto como ejemplo: cuando compramos un nuevo televisor nos cuesta media hora o una hora saber cómo funciona; leemos el folleto de instrucciones mientras sostenemos, en la otra mano, un mando a distancia que no entendemos. En cambio, a un niño le cuesta tres segundos encender ese televisor. No intenta entender; lo que quiere es la imagen. Y de manera muy rápida encuentra la imagen, a pesar de no tener la comprensión. Podemos realizar este experimento cuando queramos. ¿Por qué ocurre esto? Es sencillamente porque el niño llama a su instinto, y sin embargo el adulto llama a su inteligencia, y la inteligencia es el obstáculo, un gran obstáculo, porque lo queremos entender todo.

“Las personas, tal y como he dicho antes, piensan que esto es demasiado sencillo. Entonces necesitan puntos de apoyo sólidos. Y es ahí donde la teoría del desdoblamiento, con su lado científico, inquebrantable, hace que tengamos el modo de empleo. Pero no tenemos necesidad de leer ese modo de empleo para poder utilizar el instinto y la intuición. Basta con que hagamos como un niño, que sabe que para encender la tele basta con darle a un botón. Es sencillo, y está a la disposición de toda la humanidad actualmente, pues estamos viviendo un ciclo dentro del final del ciclo que permite tener acceso a todo ese potencial.

“Eso no era verdad antiguamente. Antes ciertas personas tenían acceso a ello, pero no otras. Se juntaban en grupos y hacían meditaciones, rezos, letanías, mantras, todo ello para obtener informaciones. Hoy en día hay el peligro derivado de que todo el mundo recibe todas las informaciones. Hay personas que van a salir a la calle por ejemplo con una metralleta, y van a matar a cuantos encuentren, y ni siquiera sabrán por qué lo han hecho. Sencillamente habrán cogido un futuro que no estaba hecho para ellas.

“Entonces ¿cuál es la solución? Ir a acostarse sin saber para qué sirve es el mejor remedio para todos los desórdenes personales y colectivos.

—¿Qué es lo que hay que tener en cuenta al acostarse?

—Al saber que cada uno de mis pensamientos fabrica un futuro, intento controlar mis pensamientos durante el día; pero eso no es suficiente, porque controlar todos los pensamientos de un día es una locura. Entonces hago lo posible para que la noche venga a arreglar los pensamientos que no he arreglado lo suficientemente bien durante el día.

“¿Cómo conseguir arreglar nuestros pensamientos durante el sueño sabiendo que este es, por definición, incontrolable? Basta con saber que existe una fase del sueño, llamada sueño paradoxal, que está hecha para controlar la consecuencia de nuestros pensamientos que hayan molestado un potencial. El sueño paradoxal (una fase del sueño en que tiene lugar una asombrosa actividad intelectual mientras, a la vez, no podemos ejercer ni el más mínimo movimiento) arreglará ese potencial que hemos molestado de manera consciente o inconsciente.

“Cuando nos acostamos, todos conocemos una fase de adormecimiento, durante la cual seguimos pensando, es decir, que podemos todavía controlar nuestros pensamientos. Luego llega el sueño y ya no controlamos nada. Pero, puesto que nuestros pensamientos están almacenados en el agua de nuestro cuerpo, aquellos que tenemos cuando nos adormecemos van a dirigir nuestra noche: hay atracción entre los pensamientos que hemos tenido y los que llegan.

“Ese es el control que debemos tener. Controlar nuestro adormecimiento es controlar todos nuestros pensamientos antes de quedarnos dormidos. Si lo hacemos, es un buen principio, aunque no sea suficiente.

“Al día siguiente, me digo a mí mismo que sería mejor si hubiera menos que arreglar durante la noche, así que intento cada vez más corregir mis pensamientos durante el día. Y me doy cuenta de que la vida ya no es la misma, pues adquiero la capacidad de dirigirme de una manera más ‘cómoda’, recobrando esa confianza y certeza del niño que se deja guiar por alguien…

INFORMACIONES VITALES

—¿Qué papel ejerce el doble durante nuestro sueño?

—El desdoblamiento se realiza a dos niveles, y es que ya no solo fabricamos el futuro, sino que fabricamos el futuro de otra realidad.

“Podemos pues decir que somos el futuro de una realidad y que nuestro futuro es el futuro del futuro de esa realidad.

“Hay otra cosa que es muy interesante, y es que nuestro futuro es una realidad diferente de la nuestra. Nos cuesta entender esto. Sin embargo la realidad para la cual fabricamos el futuro, que podemos llamar nuestro pasado, está en esa misma realidad diferente.

“Si podemos estar en dos realidades diferentes debido a un desdoblamiento, entonces podemos tener al mismo tiempo el pasado, el presente y el futuro. El desdoblamiento es pues una obligación: permite entender el pasado y el futuro al mismo tiempo, y ver si nuestras respuestas son conformes con nuestras preguntas.

“Eso sí, se necesita de un doble que está en el pasado y que aprovecha todas nuestras noches, más concretamente la parte de la noche que se llama sueño paradoxal, para ir a ver el futuro que hemos fabricado durante el día. Es el único momento en que puede ir a ver el futuro. Es la razón por la cual si suprimimos el sueño paradoxal nos morimos.

“Se han hecho experiencias sobre animales. Sabemos que si suprimimos el sueño paradoxal de una rata se muere en tres semanas. ¿Por qué? Porque las informaciones son vitales. Si no tenemos ese intercambio de informaciones para controlar el futuro, nosotros tampoco podemos vivir.

—¿Cada persona tiene un doble para ella y sabe el doble acerca de cada uno de nosotros?

—Por supuesto. Porque nosotros nos encontramos en el futuro del doble. O sea que siempre podemos conocer su futuro. Pero conocer el futuro sin conocer el pasado es el peligro de no ir a ningún sitio. Porque hay que saber qué preguntas tengo en mí antes de buscar una respuesta, y podemos decir que actualmente toda la humanidad busca respuestas a preguntas que el doble no se realiza.

“Hay pues que dejar hacer al doble. Este se encuentra en una realidad pasada, idéntica a la realidad futura, e irá a ver el futuro, para arreglarlo.

“Cuando me refiero al pasado, se trata de una memoria del futuro; nada más. No es el pasado que hemos vivido. El pasado histórico es otra cosa diferente. Para mí, el pasado del que estoy hablando es la memoria del futuro. Es decir, que fabrico un futuro, y si lo memorizo es un pasado. Y mi cuerpo posee esta memoria, que le empuja a ir hacia adelante. Ese es el principio vital. Sin ese principio no hay vida.

—Vd. se ha referido a los niños… Es cierto que tienen una mayor intuición, pero también una imaginación desbordada. ¿Cuál es su responsabilidad en la creación de potenciales para la humanidad?

—La naturaleza no está mal hecha; hay un ciclo de siete años relacionado con el movimiento planetario que asocia la Tierra y Saturno y que hace que un niño de menos de siete años esté obligatoriamente en relación con su doble. Por ello, inmediatamente todo aquello que imagina es automáticamente borrado por el doble, de modo que no tiene ninguna responsabilidad en los potenciales de la humanidad.

“Pero lo que no sabe el niño es que cuando llega a los siete años todo lo que imagina fabrica un potencial para la humanidad, y se hace responsable de su futuro. Esto es muy importante, porque hoy en día los niños están perdidos.

“En EE. UU., donde se estudian las estadísticas de los suicidios, están muy inquietos, sobre todo por el suicidio de niñas de ocho años. En Europa no se habla de ello, tal vez porque esto no interesa a quienes llevan las estadísticas, pero sabemos que los niños tienen un potencial que les hace muy peligrosos, hiperactivos. Se les droga… No sé en España, pero en Italia, Alemania o Suiza drogan a todos los niños que tienen problemas escolares. ¿Por qué? Porque el potencial del niño está accesible; instintivamente el niño siente que hay algo que no va bien, y la única manera que se ha encontrado para controlarle son los calmantes. Sin embargo, lo que hace el calmante es impedir que llegue la información. Pero la información es necesaria. Estamos pues totalmente ante un falso problema.

—¿Qué beneficios constatables obtienen las personas que se manejan de acuerdo con su doble?

—Mi mujer y yo hemos visto en estos últimos quince años que la aplicación de la teoría científica del desdoblamiento por parte de gente que lo ignora todo de la ciencia da resultados sorprendentes. Porque todos tenemos en nosotros energía, la energía vital de vivir en tres tiempos diferentes.

“Puedo mostrar que nuestro sistema planetario es de hecho una máquina para desdoblar el tiempo, y que nos envía informaciones; que nuestro Sol nos envía informaciones vitales es algo que sabe todo el mundo, pero si podemos controlar estas informaciones vitales controlamos el Sol y lo controlamos todo.

“Evidentemente esto habría que desarrollarlo, porque no es tan sencillo, como Vd. se puede imaginar; estoy haciendo un resumen un poco rápido, pero hay que entender una cosa: desde hace algunos años, y esto está relacionado con el ciclo de desdoblamiento de los tiempos, tenemos acceso a todos nuestros potenciales, y esto es lo que hay que dar a conocer. Porque por ejemplo hay desórdenes patológicos que están tan solo relacionados con esas informaciones; si destruimos esas informaciones sustituyéndolas por otras el cuerpo reencuentra su principio vital, y hay desórdenes que desaparecen.

“Parece algo tan sencillo que esto también nos cuesta entenderlo. Porque no hay ley; solo hay personas que están dentro de una ley. Cada cual aplica la ley como quiere. O sea que cada caso es un caso particular. Nosotros hemos puesto todo esto como una cuestión general, por ejemplo diciendo que hay enfermedades, y es verdad, pero cada uno dentro de esa enfermedad es diferente.

“Todos los desórdenes, no solo las enfermedades, ya sea el paro, un malestar en la vida, la soledad, todo son desórdenes que son actualizaciones de potenciales. Si estos potenciales no están hechos para nosotros, nuestro cuerpo no se encuentra bien, y da el toque de alarma. Sin embargo, el doble puede poner en forma a una persona que no lo está.

—¿Vd. desarrolla todo esto en sus talleres y conferencias?

—Sí. El objetivo es hacer entender a todo el mundo que si quieren equilibrarse deben tomar su destino en sus manos. Pienso que podemos conseguirlo: todo el mundo puede aprobar el permiso de conducir su vida; basta con aprender las normas de circulación.

Entrevista por Francesc Prims, publicada en el núm. 90 de la Revista Athanor (noviembre – diciembre 2011) – www.athanor.es

Puedes informarte más sobre el trabajo de Jean-Pierre Garnier y las conferencias y formaciones que imparte en su página web: www.garnier-malet.com

Entrevista por Ima Sanchís (9 noviembre 2010) en la Contra de la Vanguardia

Cambia il tuo futuro attraverso le aperture temporaliTengo 70 años. Vivo en París. Casado, 2 hijos y 3 nietos. Soy doctor en Física, mi especialidad es la mecánica de los fluidos. La política debe sustentarse en la tolerancia. Tengo la certeza de que hay que pensar en los demás como nos gustaría que los demás pensaran en nosotros.

“Nosotros, como el tiempo, también nos desdoblamos”

La teoría del desdoblamiento del tiempo permitió explicar la llegada al cinturón de Kuiper de planetoides que están en el origen de explosiones solares de envergadura, pero Garnier va mucho más allá y nos cuenta que esa ley es aplicable a nuestra vida:

“Tenemos un cuerpo muy bien hecho que nos permite proyectarnos en el porvenir: ir a ver el futuro, arreglarlo y volver para vivirlo. Y es durante la noche cuando tenemos la capacidad de arreglar ese futuro que hemos construido durante el día. Podemos ver los peligros antes de vivirlos por medio de la intuición, y borrarlos”.

Expuso su teoría (explicada en Cambia tu futuro por las aperturas temporales) en la librería Épsilon de Barcelona.

Su teoría ¿está avalada por la ciencia?
La respetada revista American Institute of Physics de Nueva York y su comité científico la han validado publicándola en el 2006 porque es una teoría que ha permitido, primero, prever, y luego, explicar la llegada de planetoides al sistema solar.

¿Quiere que le explique para qué sirve la ley del desdoblamiento del tiempo?
Sí, pero sencillito.
Tenemos dos tiempos diferentes al mismo tiempo: un segundo en un tiempo consciente y miles de millones de segundos en otro tiempo imperceptible en el que podemos hacer cosas cuya experiencia pasamos luego al tiempo consciente.

¿Y todo eso sin enterarnos?
Exacto. Tengo una síntesis instantánea de un análisis que he realizado en otro tiempo
aunque no tenga la memoria de ello.

¿Así funciona el tiempo?
Sí, en cada instante presente tengo un tiempo imperceptible en el cual fabrico un futuro potencial, lo memorizo y en mi tiempo real lo realizo.
¿?
Tenemos la sensación de percibir un tiempo continuo. Sin embargo, tal como demuestran los diagnósticos por imágenes, en nuestro cerebro se imprimen solamente imágenes intermitentes. Entre dos instantes perceptibles siempre hay un instante imperceptible.

¿Como en el cine, que sólo vemos 24 imágenes por segundo?
Sí, la número 25 no la vemos, es subliminal. En publicidad se ha utilizado ese tipo de imágenes para influir con éxito en nuestro comportamiento, lo que ha mostrado que lo subliminal es accesible a nuestra memoria. El desdoblamiento del tiempo ha sido probado científicamente y la teoría ha dado justificaciones a escala de partículas y a escala de sistema solar.

Tenía entendido que las leyes de la cuántica no se aplicaban a las cosas grandes.
El fenómeno del desdoblamiento del tiempo nos da como resultado el hombre que vive en el tiempo real y en el cuántico, un tiempo imperceptible con varios estados potenciales: memoriza el mejor y se lo transmite al que vive en el tiempo real.

¿Nuestro otro yo cuántico crea nuestra realidad?
Podríamos decir que entre el yo consciente y el yo cuántico se da un intercambio de información que nos permite anticipar el presente a través de la memoria del futuro. En física se llama hiperincursión y está perfectamente demostrada.

¿Estoy desdoblada como la partícula?
Sí. Y sabemos que, si tenemos dos partículas desdobladas, ambas tienen la misma información al mismo tiempo, porque los intercambios de energía de información utilizan velocidades superiores a la velocidad de la luz.

¿Conoce el principio de los gemelos de Langevin?
No.
En los años 20, Paul Langevin demostró que si un gemelo viajaba a la velocidad de la luz, envejecía menos que el que se quedaba quieto. A Langevin no le creyeron. Hubo que esperar 50 años: en 1970, gracias a los relojes atómicos, se comprobó esa ley.

Entonces, en ese tiempo imperceptible pasó mucho tiempo.
Exacto: si puedo viajar a velocidades prodigiosas, un microsegundo se convierte en un día entero. Cuando regreso, no sé si me he ido, puesto que he estado ausente un microsegundo.

Estupenda propiedad, ¿pero quién es el que viaja?, ¿yo?
Existe otra propiedad conocida en física: la dualidad de la materia; es decir, una partícula es a la vez corpuscular (cuerpo)y ondulatoria (energía). Somos a la vez cuerpo y energía, capaces de ir a buscar informaciones a velocidades ondulatorias.

¿Y cómo asimilamos esa información?
En el sueño paradoxal, cuando estamos más profundamente dormidos y tenemos nuestra máxima actividad cerebral, se da el intercambio entre el cuerpo energético y el corpuscular. Y es ese intercambio el que le permite arreglar el futuro que ha creado durante el día, lo que hace que al día siguiente su memoria esté transformada.
Vaya.
El intercambio se realiza a través del agua del cuerpo. Ese intercambio de información permanente es el que crea el instinto de supervivencia y la intuición.

¿Fabricamos potenciales por medio de nuestro pensamiento?
Así es. Si por ejemplo pienso en una catástrofe, ese potencial ya se inscribe en el futuro y puede sufrirla usted u otro. De manera que la conclusión es: “No pienses en hacer a los demás lo que no quisieras que los demás pensaran en hacerte a ti”. No es una ley moral ni filosófica, es una ley física. Es difícil controlar el pensamiento. De día, mucho; pero justo antes de quedarnos dormidos tenemos un minuto, y basta con que durante ese minuto controlemos: esa es la manera de conectar con esa parte energética, llamémosla el doble, para pedirle que solucione los problemas.

¿Es como una oración?
No: es una relación, y hay que dejar totalmente las riendas al otro; las noches están para eso. La noche no sólo permite borrar potenciales no deseados, sino que también nos guía los pensamientos del día siguiente.

IMA SANCHÍS

Jean Pierre Garnier Malet de Châtellerault, físico y autor de la teoría del desdoblamiento del espacio y del tiempo (The Doubling Theory)

N.B.: Hoy por hoy, Jean Pierre Garnier Malet no ha acreditado a Nadie para dar formaciones en su nombre de La Teoría del Desdoblamiento del Tiempo y del Espacio ni de su Aplicación Práctica.